TFM: La vergüenza del transporte público madrileño y los atascos

TFM

Últimamente ir en coche a trabajar está empezando a ser noticia. La causa: los atascos que colapsan Madrid.

Los expertos apuntan a diversas causas, pero dos destacan: desaceleración de la crisis y un sistema de transporte público madrileño abandonado y mal diseñado.

Rivas-Vaciamadrid es el paradigma de esta situación. Uno de los municipios más grandes de la región madrileña es el que peor transporte público tiene y, curiosamente, es el que más uso del coche privado hace.

El principal culpable del caos en la movilidad ripense tiene nombre: la empresa de capital privado Transportes Ferroviarios de Madrid SA, o TFM, que es quien presta el calamitoso servicio ferroviario de la línea 9 de Metro en su prologación de 1999, objetivamente el peor servicio de toda la red.

El servicio privatizado de TFM (Linea 9 de Metro)

Pese al nulo atractivo del servicio TFM, sus frecuencias de mínimos provocan esta situación cotidiana en el interior de sus vagones
Pese al nulo atractivo del servicio TFM, sus frecuencias de mínimos provocan esta situación cotidiana en el interior de sus vagones.

TFM explota el servicio ferroviario entre Madrid, Rivas y Arganda del Rey en la prolongación de la línea 9 de Metro, dentro y fuera del municipio madrileño. La explotación es por concesión administrativa desde 1999 hasta el año 2029.

La gran idea surgió del ejecutivo del Partido Popular de Gallardón, y fue vendida como una “conexión directa con Madrid” con la que Rivas y Arganda conseguirían el estatus de “municipio mejor comunicado con la capital”. Mentir parece ya casi un patrimonio exclusivo del Partido Popular.

Dieciseis años después tenemos justo lo contrario.

Pese al nulo atractivo del servicio TFM, sus frecuencias de mínimos provocan esta situación cotidiana en el interior de sus vagones
Frecuencias de TFM, frecuencias de mínimos.

TFM presta el servicio con las peores frecuencias de toda la red de Metro. Las esperas van de los 8 minutos que como mínimo deben esperar los castigados viajeros de TFM, a los fantásticos 25-30 minutos que a veces TFM decide imponer bajo su personal criterio rentista. Coger un tren de TFM y esperar que llegue antes de tu jubilación puede ser un hecho insólito.

Pero si el servicio fuera bueno, no habría mayor objeción a estas frecuencias de absoluta vergüenza. El problema es que el servicio es aún peor: cierres de la línea por averías e incidencias sin transporte sustitutivo, viajes llenos de botes e incomodidades por el estado de balasto y perfiles de las ruedas, reducciones de velocidad por constantes tareas de un mantenimiento insuficiente e ineficaz, el precio del billete más caro de toda la región, etcétera, etcétera, etcétera. Una joya, vamos.

Y luego está el asunto de la “conexión directa con Madrid”, que ya es de pura tomadura de pelo. Conexión directa en plena periferia, se podría decir. Trenes que después de largas esperas te dejan en medio de la nada y te obligan a transbordar y tragar otras diez o veinte estaciones hasta llegar a algún sitio. El que ideó este engendro debía vivir en otra galaxia.

En otra galaxia o con otros fines. El TFM no respondía a una necesidad de los ripenses y argandeños. Respondía al interés electoral de ganar las elecciones de Gallardón. De hecho la línea se inauguró y a los pocos días sobrevendría la mayoría absoluta popular y el caos irreductible de la movilidad ripense.

Lo que demandaban estos municipios, ciudades dormitorio de libro, al menos en el caso de Rivas, era una conexión rápida y con pocas estaciones a Atocha y/o a Chamartín. No hacía falta reinventar la rueda ni experimentar con la gaseosa del PP. El sistema estaba inventado, pero era más rentable para el PP la chapuza del TFM.

El atasco de Rivas: TFM

El más mínimo percance duplica las frecuencias programadas por TFM
El más mínimo percance duplica las frecuencias programadas por TFM

Lejos de transportar viajeros, que TFM lo hace poco y bastante mal, la concesionaria sí suele exigir el dinero que la Comunidad le paga. Porque TFM cobra por la obra inicial, por viajero, por billetes y por abonos. Y por la obras que no hace y que hace la CAM. TFM cobra hasta por respirar. Ese es el premio que reciben por sus servicios.

Evolución del uso del vehículo privado en la A3 a la altura de Rivas y del TFM. Este último en la parte baja del gráfico.
Evolución del uso del vehículo privado en la A3 y del TFM. Este último, en la parte baja del gráfico, en caída libre. Por contra, el uso del vehículo privado, siempre creciente.

Mientras esta aberración se gestaba, Rivas crecía imparablemente. Y con la ciudad, su número de coches por familia, uno de los mayores de España. Los viajes en TFM se desplomaban, mientras los efectuados por carretera se multiplicaban, colapsando la A3 en todas las horas punta. Curiosamente los atascos son noticia a nivel nacional, pero el caos de TFM ni siquiera sale en un noticiario local. Ahora cambia esa tendencia.

Los atascos en las carreteras de Madrid tienen un claro origen en la política que el Partido Popular lleva a cabo en materia de transporte público. El paradigma de Rivas y su vergonzoso TFM son un poema a la irresponsabilidad de todos y cada uno de nuestros presidentes autonómicos desde el año 1997.

Actualmente la gestión del problema TFM corresponde a Cifuentes y a Ciudadanos, que se niegan a aumentar las frecuencias de TFM, agravando una situación dantesca.

uso del transporte público en rivas
Uso del transporte público y privado en Rivas. Las cifras son escandalosas.

Hoy Rivas y Arganda son las únicas poblaciones de su tamaño sin tren de Cercanías. Son las que disponen de las peores frecuencias de toda la red de Metro. Son los únicos municipios sin conexión directa con el centro de Madrid. Y todo ello gracias a la privatización del servicio público de transporte que, para colmo, nos está costando casi cuatro veces más de lo adjudicado a TFM.

¿Se puede hacer peor?

pp rivas

Pues sí, parece increíble, pero se puede.

Los datos aquí arrojados no son del antojo de quien escribe, son datos contrastables, completamente reales. Casi todos, descontado la ironía, bien explicados en el INFORME TFM, que se hizo llegar a todos los partidos políticos, incluído el PP de Rivas-Vaciamadrid.

La secuencia de tweets del PP por este asunto es para echar a correr. El mejor broche para este artículo y para el vergonzoso servicio de TFM. A día de hoy, el PP ripense sigue mudo.

Carta abierta sobre el TFM al PP de Rivas
Carta abierta sobre el TFM al PP de Rivas

pp rivas 2 pp rivas 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s